viernes, 8 de enero de 2010

Producción agrícola de Venezuela estancada


Producción nacional estancada

La producción nacional per capita muestra pocos cambios en los últimos años. En efecto la producción de algunos rubros, como cereales, ha aumentado, sin embargo ha disminuido la de frutas, caña de azúcar, leguminosas y tubérculos.

Es importante señalar que la producción de aquellos rubros que demandan una visión de largo plazo (frutas arbóreas, café, cacao y caña de azúcar) y por consiguiente sólidos derechos de propiedad sobre la tierra, han sido los más afectados. En efecto la ley de tierras de 2002 y el modo de interpretación de la misma, están afectando las inversiones de largo plazo y simultáneamente la correspondiente a tecnología. Esto último determina que la productividad en los últimos cinco años, en casi todas las familias de rubros, no muestra progreso alguno.

Sin embargo en los últimos cuatro años ha aumentado en más de 30% la capacidad adquisitiva de los venezolanos. Al no aumentar la producción en esa misma medida, ha sido necesario acudir a las importaciones. Estas han aumentado de US$ 75 por persona y año a más de US$ 260 en los años 2008 y 2009. Producción nacional estancada

La producción nacional per capita muestra pocos cambios en los últimos años. En efecto la producción de algunos rubros, como cereales, ha aumentado, sin embargo ha disminuido la de frutas, caña de azúcar, leguminosas y tubérculos.

Es importante señalar que la producción de aquellos rubros que demandan una visión de largo plazo (frutas arbóreas, café, cacao y caña de azúcar) y por consiguiente sólidos derechos de propiedad sobre la tierra, han sido los más afectados. En efecto la ley de tierras de 2002 y el modo de interpretación de la misma, están afectando las inversiones de largo plazo y simultáneamente la correspondiente a tecnología. Esto último determina que la productividad en los últimos cinco años, en casi todas las familias de rubros, no muestra progreso alguno.

Sin embargo en los últimos cuatro años ha aumentado en más de 30% la capacidad adquisitiva de los venezolanos. Al no aumentar la producción en esa misma medida, ha sido necesario acudir a las importaciones. Estas han aumentado de US$ 75 por persona y año a más de US$ 260 en los años 2008 y 2009.

Otro efecto de la asimetría entre la oferta y la demanda, ha sido la inflación en alimentos. Más grave aún, la pérdida de cosechas en el último año debido a la sequía, obligará al gobierno nacional a otorgar licencias o a importar directamente grandes cantidades de maíz amarillo y sorgo, así como algo de arroz. A lo anterior es necesario añadir que las invasiones, rescates, confiscaciones y otras medidas tomadas o estimuladas por el gobierno, han causado una merma importante en la producción de azúcar. Será necesario importar grandes cantidades de éste producto que, en la actualidad, tiene un precio internacional muy elevado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada