domingo, 27 de febrero de 2011

Agricultura en Venezuela: cifras fantásticas

Los ministros de la economía y la producción, encabezados por el ideólogo Giordani (quién escribió, hace algunos años, con otros colegas, un folleto señalando como aplicar la filosofía de Corea del Norte a Venezuela) se presentaron a la Asamblea Nacional con soberbia. Sus discursos, con más insultos que logros, no tenían como objetivo exponer el "estado de la nación", sino contrastar al sistema capitalista con el comunista. De allí, tal como se ha hecho en Corea del Norte, Cuba y en la vieja URSS, se intentan tapar los hechos con palabras y para que éstas lleguen y convenzan, el control de los medios de comunicación ha sido una meta del gobierno.


Los ministros no sólo inventaron cifras, sino nuevos conceptos. Entre ellos destacan la "aritmética socialista" y la inflación inercial. Los economistas andan como locos tratando de entender el asunto. Por ejemplo en materia agrícola el gobierno clama haber roto cualquier record nacional de producción, pero a la par el INE y el BCV muestran que el record son los 17.000 millones de dólares de importaciones agrícolas en los últimos tres años. Otra marca imbatible es el 60%, a veces hasta más, de inflación en los productos nacionales como hortalizas, frutas, raíces y tubérculos, el descenso en 3 millones de toneladas en la producción de caña de azúcar, 50% en carne bovina y entre 10 y 25% en algunas frutas y hortalizas. La inflación inercial hace que la comida en Venezuela, calculada a 4,30 por US$, se encuentre entre las más costosas del mundo. Un combo de hamburguesas anda por los 48 Bs, (más de US$ 10), no hay plato en un restaurant de precio medio, que baje de 70 u 80 bolívares y si se busca algo especial, y especial en Venezuela es el pescado y los mariscos, pues prepárese a pagar alrededor de 200 (unos 50 dólares) por ración, una vez cargado  el IVA y la propina. En los supermercados la carne bovina se aproxima a los 50 Bs por kg y los quesos entre 60 y 80.


La producción de arroz  es insuficiente. Igual ocurre con café y por primera vez en la historia del mismo, ha sido necesario importar. En el 2011 será necesario importar no menos de 600 mil toneladas de azúcar y el precio internacional ya superó los 700 US$ por tonelada. 


En resumen, inflación inercial es el fenómeno socialista mediante el cual se realizan enormes inversiones en el agro, se condonan deudas, se compran tractores, se firman acuerdos internacionales, se apropian de 3,5 millones de hectáreas, se construyen grandes sistemas de riego, se logra la felicidad de los campesinos, se importan entre 5 y 7 mil millones de dólares en comida, se cierran industrias, se regulan precios, se controla el transporte, se monta la mayor red de distribución pública de alimentos y se logra la mayor inflación en alimentos del mundo, mientras disminuye la oferta y se preservan episodios de escasez para aumentar la emoción de los habitantes. La nueva matemática socialista es igualmente interesante, se hacen grandes erogaciones en bolívares y en dólares, y sin importar el orden de magnitud, se logran siempre cifras negativas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada