viernes, 20 de julio de 2012

Demasiado gasto en alimentos

El 37,1% del ingreso familiar está dedicado a la adquisición de alimentos de acuerdo al BCV. Este es el promedio nacional y por consiguiente el gasto de los más pobres es aún mayor. Esta proporción corresponde a un país muy pobre ya que en los industrializados el gasto oscila entre el 12 y el 20%. En el nuestro, gracias a la inflación, el acto de comer es relativamente más caro que en muchos países. Tanto que, a la tasa oficial, una hamburguesa (combo) cuesta US$ 14,88 y un litro de leche de larga duración US$ 2,61. En México, por ejemplo, ese mismo litro de leche cuesta la mitad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada