sábado, 27 de marzo de 2010

El despojo en Venezuela





Miles de venezolanos sufrieron esta semana dos despojos. El primero es la multa aplicada a los hogares que no pudieron abatir el consumo de electricidad por debajo de la arbitraria cifra establecida por las autoridades: un recargo de 200% en el monto de la factura no es poca cosa para la ya empobrecida clase media, pero más humillante aún resulta pagar como consecuencia de la incompetencia de los mismos que cobran.

El panorama oscila entre indignante y desolador. Racionamiento de electricidad y de agua acompañado por multas mientras observámos, los que vivimos en Caracas, como se quema nuestro parque nacional. Cuatro días de fuego en que un helicóptero y sólo 60 hombres, entre voluntarios y profesionales, hicieron grandes esfuerzos que todo el mundo aprecia. Lo que no apreciamos es que se hayan gastado 6 o 7 mil millones de dólares en comprar equipo bélico y quien sabe que cantidad en organizar una milicia y el gobierno no haya sido capaz de dotar a los bomberos - o a la fuerza armada - con el equipamiento requerido. También se quema la Gran Sabana y las plantaciones de pino. Para todo ésto la única respuesta oficial y centro de su campaña "educativa" es culpar al El Niño, al calentamiento global, al capitalismo y a las malas costumbres de los venezolanos que consumen demasiada energía. La realidad es otra: la población creció 21% en la última década y no se efectuaron las inversiones requeridas porque El Niño se ha presentado y se presentará periódicamente, cosa que sabe cualquier persona medianamente informada sobre el patrón meteorológico y no se diga aquellas que por décadas han manejado los embalses y la generación de energía.

El segundo despojo de la semana es el pago del ISRL. Me encuentro entre los que siempre han pensado que es una obligación de los ciudadanos pagar impuestos correctamente. Entre los que creen que el derecho a la protesta y los derechos en general, nacen también del cumplimiento de las obligaciones. Como me encuentro entre los que han pagado los impuestos, no sólo el ISRL sino también el IVA y todos los demás, entonces tengo el derecho de protestar por el destino que se le da a los mismos y por la forma en que se administran los recursos. Me siento despojado al ver como funciona el sistema de justicia, el parlamento, la policía, los servicios públicos, el sistema de salud y el de educación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada