miércoles, 23 de noviembre de 2011

MUD: Labor cumplida

MUD: labor cumplida

Si la oposición tiene un duro y nuevo camino por recorrer, el Gobierno lo tiene aún más

CARLOS MACHADO ALLISON |  EL UNIVERSAL
 
martes 22 de noviembre de 2011  
 
Muchos y por bastante tiempo criticaron la aparente parsimonia de la MUD. Frente a Chávez, parecía débil, silenciosa y cauta, pero tras bastidores se tejieron ideas, y se conciliaron diferencias con habilidad y paciencia. Sus comisiones iban redactando documentos donde se integraban las mejores ideas sobre como sacar a Venezuela de la espantosa situación actual. No fue una tarea simple aglutinar tantos puntos de vista para concluir en un acuerdo, evidente, el día de la presentación de los candidatos.

El Gobierno acusó el golpe y está a la defensiva, con un armamento gastado, pobre y repetitivo. La descalificación, el insulto o la burla como argumento. No tienen otros medios para combatir la calidad y coherencia de las intervenciones de los cinco candidatos, tampoco grandes obras que mostrar, apenas el verbo y las órdenes repetitivas de su único líder. Los candidatos y sus equipos de apoyo han sido nutridos por ideas consensuadas que cubren todos y cada uno de los problemas fundamentales que aquejan al país. Natural y necesario, existen diferencias entre los candidatos, de estilo, edad o sexo, algunas de estrategia y otras de táctica. Proceden de distintas regiones del país, han tenido experiencias diferentes que van desde la gestión municipal o estadal, pasando por la de los procesos electorales y las relaciones internacionales. Algunos cuentan con el apoyo directo de algunos partidos políticos, otros se han lanzado al ruedo sin soporte partidista. Uno de ellos, a nombre de todos, deberá enfrentar a un caudillo. Mi voto es a ganador, porque con cualquiera de ellos me sentiré bien representado y el país estará mejor gobernado.

Lo cotidiano

El debate, como ha sido designado, se limitó a tres temas. El tiempo dejó fuera a muchos otros, pero ya llegará el momento en que se aborden. Las exposiciones me llegaron a mí, pero no sé cuánto penetró en la gran masa electoral que oscila entre la indiferencia o el agradecimiento a las dádivas del régimen. Pienso que allí hay que apuntar con precisión y contundencia, hacia los problemas cotidianos de la gente más pobre, hacia qué hacer en los primeros 100 días del nuevo gobierno. Hay desesperanza en nuestro pueblo, los hampones en los barrios, el agua que no llega, calles rotas, cloacas abiertas, hospitales abrumados y mal dotados, el maltrato de la vida diaria, horas de penuria para llegar al trabajo, escuelas en ruinas, corrupción campeante y falta de empleo digno.

Arria fue duro y ganó puntos por ello, María Corina llegó a las mujeres y a los universitarios con su pasión, vimos tesón en Capriles y Pérez, acostumbrados a darle número a las acciones y López coherente en su discurso. Todos y cualquiera de ellos muy superiores al tenebroso régimen actual.

El líder único está cansado y preocupado y más aún la corte que lo rodea. Si la oposición tiene un duro y nuevo camino por recorrer, el Gobierno lo tiene aún más, porque su ruta está plena de huecos, apagones, inflación, desabastecimiento y frustración

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada